Novedades

Protegé tu piel de la exposición del sol

La protección solar diaria es esencial para prevenir el daño relacionado con los rayos UV.
Lo más importante es elegir correctamente el factor de protección solar dependiendo de tu tipo de piel, las pieles más claras necesitan de un FPS mucho mayor al igual que los niños y las mujeres embarazadas que están propensas a sufrir manchas en la piel.

Aplicar el FPS 30 minutos antes de la exposición, de este modo tu piel podrá absorberla bien y estarás correctamente protegido.

Es recomendable usar un protector solar especial para la cara y otro para el resto del
cuerpo. Cuando lo apliques asegúrate de hacerlo de forma uniforme. Por más que los protectores sean resistentes al agua, debes volver a aplicar cada vez que salís de la pileta o el mar. Si no te mojaste hacelo cada dos horas aproximadamente o cuando comiences a sentir que tu piel está tirante.